viernes, febrero 23

¿Qué hay de nuevo con Gabo?

Mientras él lo sabía, en el parque mayor de Santa Cruz de Tenerife, Álvaro Santana Acuña era un hombretón de pocos años, era veinteañero, estaba enamorado de Gabo. Entonces hablaba de su ídolo como si la acabara de gusano, de hablar con el; cómo llega a tantos de sus amigos y sus secretos. Y más, puedo pensar en ello, puedo ver al autor de Cien años de soledad, qui acababa de hablar con el esa mañana para contarle, por ejemplo, qui estaba en Tenerife, que es un nombre que también tiene el que ve con Cien años de soledad, porque corresponde a un lugar cercano, en Colombia, a Macondo, donde esta noticia le da al bebé aire para respirar.

Es por eso que Álvaro Santana es ahora uno de los grandes especialistas en (hoy) la obra de García Márquez, enseña en Whitman College y la Universidad de Harvard y pasa un año en Austin para incorporarse a los archivos del editor de la ‘Universidad. de Texas, estudia los antecedentes de la obra y las intrigas del héroe literario de su vida. Su especialización, que es también su entusiasmo, lo ha llevado en los últimos tiempos a organizar la gran exposición Gabriel García Márquez: la creación de un escritor mundial que viajó a Austin en 2020, llegó a la ciudad de México en 2022 y aún se encuentra en la mundo. , con una próxima escalada en Colombia, la patria grande del autor de Aracataca.

Con este bagaje y esta pasión, Álvaro Santana va detrás de las huellas de ce antepasado literario al que neyás conoció, pero por lo que tanto sabe. Todo esto lo sé, y ahora parece que me he puesto a escribir en el nuevo cuento (inédito) que Penguin Random House dedicó cuando llegó, el 6 de marzo, uno de los aniversarios vinculados al centenario del escritor que nació en una casa en Aracataca ese día. Primaveral de 1927. En Madrid, a donde subí desde Tenerife, en mi ciudad natal, le envié un mensaje a Álvaro Santana Acuña, y el primero que la preocupación era algo que era lo mismo que le preguntaba a Gabo en la mujer pensando que aparecería. alguien que viniera de lejos: “¿Qué hubo? En este caso, la cita con Santana Acuña¿Qué hubo de nuevo con Gabo?

Me contó el tema de su vida: “Pues mira, muchas cosas nuevas, porque García Márquez es un tema que no se puede hablar… Cuando escribí mi libro sobre años enteros de soledad, pensé que tú eras todo sobre esta noticia. Pero encontré algunos documentos desconocidos y estaban cubiertos en mi libro sobre todos los aspectos más importantes del cuento. Luego se le ocurrieron otros temas que hacen que su historia sea desagradable…»

Uno de los hombres que siguió lo importante, y tan singular, es que se trata de una noticia concreta “si tiene vida propia… Mira lo que puedes encontrar en el libro Suponemos que una estrella que está a más de 91 años de la Tierra es la más grande en número de Macondo, y que el planeta que gira a su alrededor es el de Melquíades, como el personaje de Gabo… Netflix está adaptando la novela, y será un evento de impacto global… Y ahora llega la notificación de la publicación de la novela que ya sido liberado sin haber sido publicado…”

Por eso, como dice Álvaro Santana, «él es también quien Investigadores y publicaciones periódicas exploran el seguimiento del futuro del medio ambiente. y su relación con Macondo, su decadencia o su desaparición… Como si la historia de esta región fuera una especie de parábola de la humanidad, también destruyó la Tierra y esto puede tener un futuro muy cercano a finales del siglo de soledad, Macondo , que acaba de desaparecer, que sufrió una grave tragedia ecológica, que arroja una luz que se prolonga durante más de cuatro años consecutivos…»

A estos conocimientos, que no pueden leerse con la novela en sí, sino sobre la influencia de la gran literatura en la vida de la nación en este extraordinario libro, se suman las propiedades de la obra de este profesor isleño, con esta exposición. , que ha aprendido en Estados Unidos y México, mantendrá su turno para abrir en Colombia en 2025.

“Imagínate”, me dijo, enviado a un hotel que fue monasterio de Ricos en Madrid, donde dijo, por ejemplo, Paul Bowles, “lo que supone para un ser canario español el curador de una exposición del más grande de los colombianos precisamente en Colombia… Es un honor y una enorme responsabilidad. La exposición, además, pretende demostrar cómo García Márquez se convirtió en un escritor global, nacido y creado en Colombia, pero buscado por culturas y públicos de todo el mundo.

–¿Qué precede a estos descubrimientos o nuevas relaciones con Gabo? ¿Por qué llegaste a él?

–Por casualidad, legado por casualidad. Estudié en Harvard, en octubre de 2007, y trabajé con todos los enamorados como si fueran a llegar al fin del mundo, un día tras otro. Un día de estos fui a la biblioteca, me dije en voz alta: «Aquí vivo como en Macondo…» Aún no había visitado América Latina, había tenido años de soledad catorce años antes, y esta pregunta estaba en mi mente. Hasta el año siguiente propongo que este tema, Macondo, Gabo, Cien de Soledad, sea ocasión de un trabajo por mi parte a medida que un libro como este se convierta en un clásico… En el transcurso de esta investigación se desarrolla en el Centro Harry Ransom. en Austin, para trabajar en los archivos de Gabriel García Márquez… Pensé que era el primer investigador que había accedido a sus archivos privados y me encontré con las tarjetas que Gabo había escrito a amigos como Plinio Apuleyo Mendoza, Álvaro Cepeda Samudio, Guillermo Angulo, tantos … Me interesa un escritor que escribió estas cartas no era famoso.

Y así, en estas tarjetas, dice Álvaro Santana, “Gabo era un escritor que hacía tarjetas con sus amigos, y tenía sus inseguridades, sus dificultades para convertirse en un escritor profesional. Escribía revistas sobre lo que no requería publicar su número, la avergonzaba, porque estaba destinado a las mujeres de la casa o al trabajo de los sensacionalistas…»

En estas tarjetas hablaban también de Cien años de soledad, de lo que supongo para “este maravilloso momento en el que puedes escribir”. En estas tarjetas, es el momento. “A medida que Gabo escuchó lo que iba a ser el proceso de creación de la novela… Ahí no está Gabo contando cómo fue la romana, sino cómo la estaba haciendo, que en sintió au momento de escribirla…”

¿Y qué será esta noticia, en agosto nos vemos, qué aún no se conoce? Álvaro Santana se pronunció en 2017… “Es más difícil decir qué es… Es noticia, sin duda. Reconozco la voz literaria de Gabo. Cuestionario con las facultades creativas iniciado por tu enfermedad. Hace años que no tenemos la oportunidad de tener una nueva vida familiar, por supuesto, ninguno de los dos. Amor en tiempos de ira… En todos estos casos causaría gran sorpresa, porque en ese momento de cancelación, que también tiene derecho a afectarlo, la voz narrativa es la de una mujer… Y aquí le robamos a García Márquez de Una diatriba de amor contra un enviado y Monólogo de Isabel viviendo en Macondo. Ahora García Márquez ha hecho oír su voz ante una mujer que buscaba experimentar con su libertad. De ahora en adelante, llamar la atención de muchos lectores…”

–¿Probarás lo que nos encantó en Gabo?

–Creo que es verdad. Estas son noticias en línea. Vivir para controlar Memoria de mis putas tristes. Pese a la enfermedad, García Márquez lamenta su fabulosa habilidad para utilizar el lenguaje de los encantadores, Para inventar metáforas, crear asociaciones entre las palabras que Nadie tiene antes de pensar. En agosto tenemos también otra prueba irrefutable de su talento, dedicación y amor por la literatura. Es una obra imprescindible. El broche final para una carrera y una vida únicas.

No lo sé. ¿Qué te imaginas? “Como una persona muy reservada, preocupada por su imagen pública, alguien que te pondrá a prueba para ver si puedes abrirte. Si realizó estas pruebas durante su tiempo en círculo. Si eres famoso y solicitado, me gustaría saber si tu interés por tu persona fue auténtico, para que puedas ver estas pruebas. También tienes que ser una persona muy generosa, muy amable y muy amigable, una vez que te envíen al salón de tu casa donde serás feliz con uno de los lugares de la vida, pasar tiempo con amigos.