Massa gana en las urnas con un 36% de los votos y habrá segunda vuelta con Milei

La candidata de la coalición Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, quedó en una tercera posición, con un 23%

Los candidatos a la presidencia argentina Sergio Massa y Javier Milei

Guadalupe Piñeiro Michel

Este domingo por la noche las urnas argentinas hablaron y dieron una gran sorpresa: el candidato oficialista y actual Ministro de Economía, Sergio Massa, resultó vencedor en las elecciones presidenciales con un 36% de los votos. El segundo puesto fue obtenido por el candidato del partido La Libertad Avanza, Javier Milei, con un 30% de los sufragios. La candidata de la coalición Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, quedó en una tercera posición, con un 23%.

Si bien en las semanas previas a las elecciones presidenciales la mayoría de las encuestas daban como potencial ganador a Javier Milei, sobre las 19 horas argentinas los primeros sondeos a pie de urna marcaban exactamente la tendencia contraria: no solamente bajaban las probabilidades de que el candidato libertario ganara en primera vuelta –como él mismo anunciaba-, sino que había sido derrotado en las urnas por el oficialista Sergio Massa.

Es la segunda vez en el año que el resultado electoral no se condice con lo anunciado por las encuestas. Además de los datos, otra prueba del cambio de tendencia se hacía sentir en el ambiente de los bunkers de los tres candidatos antes de conocerse los porcentajes oficiales: en el único en que había un clima de celebración era en el del funcionario.

Cabe recordar que en su cierre de campaña, el pasado miércoles en la ciudad de Buenos Aires, el ganador de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), Javier Milei había asegurado que su partido estaba «muy cerca» de ganar en primera vuelta este domingo.

La candidata que resultó tercera en las urnas, Patricia Bullrich también se había mostrado optimista horas antes de darse a conocer los resultados de las elecciones. Luego de haber emitido su voto, la candidata de Juntos por el Cambio había asegurado: «Voy a ser la presidenta».