lunes, junio 24

¿María o Agustín?: el mito roto del torero “hermafrodita”

María Salomé Rodríguez Tripiana. Así conozco a este torero, que anuncia La Reverte desde sus inicios en 1888 con Machaquito y Lagartijo Chico. Trabajé en las minas de La Carolina, pero abrí un hueco en el toreo y su nombre fue designado en las plazas de Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza o Granada. Pronto habrá un hueco en los carteles y crónicas de las dedicadas frases de Valentín, incluso repetidamente crítico de su fallo técnico, provisto de su voz. “La Reverte es muy valiente, pero yo no estoy a favor del feminismo en el Toreo”, comentaba el crítico taurino de “El Enano” en 1899. La Reverte dio el paso durante las primeras horas del siglo XX bajo una posición femenina y su aprendizaje. de mujer, codiciando golosos carteles y con el objeto de ser demandada por el público. A lo largo de una década, conquistó las tendencias, alternando con espadas famosas, «sin despertar dudas ni recibos entre gentes tan avispadas como las que se mueven en el mundillo de la tauromaquia», escribió Francisco Rodríguez Batllori en 1962. Noticia Relacionada estándar No ¡Y por fin las mujeres pudieron torear! Ángel González Abad hizo ese día, una orden del Juzgado de Amparo abrió el camino a su presencia en las calles. Se involucró cuando el Ministerio de Gobernación emitió una orden que prohibía la actuación de mujeres en las corridas de toros. “La opinión pública ha protestado en diversas ocasiones contra la práctica que se introdujo en las plazas de toros para que determinadas mujeres participaran en la jornada de los sueños valientes. Esto constituye un espectáculo impropio, una elección cultural y todo un sentimiento delicado. Por eso, al ocuparla no hay autoridad para alguien que esté vinculado a las mujeres”, declara el auto de Juan de la Cierva. “Sentencia de muerte” De esta orden deberá renunciar Ser María. Porque ahora, en su bautismo de María Salomé, no fue cierto, salvo que en su partida de nacimiento respondió al número y al llamado de Agustín Rodríguez. “El éxito -contaba Rodríguez Batllori en ABC- se transmitió al público y la gente hizo conspiraciones sobre un supuesto hermafroditismo. Hubo comentarios para todos los gustos, pues no en balde la vida de ‘María Salomé’ estaba rodeada de aureola de lyenda». Y agregó: “El mito de La Reverte ha desaparecido como el granizo bajo tierra. Se compromete a mantener alto el crédito durante un año de relaciones con tres profesionales, pero se dicta su sentencia de muerte. Estamos convencidos de que lo más grande y más innecesario es que las deficiencias que el público había tolerado en «María Salomé» no pasaron desapercibidas para Agustín Rodríguez. “Sus afanes por torear plus et mejor fueron innecesarios, pues las deficiencias que el público había tolerado en “María Salomé” no pasaron desapercibidas en la picaresca de Agustín Rodríguez, otros calificaban de “desvergonzada” su conducta. Se lee en las páginas dedicadas: “No es posible, sin embargo, reducir el mérito de un juego difícil y peligroso, mantenido durante años, sin que empresas, ganaderos, críticos y aficionados sean perpetrados por vuestro fraude fraudulento”. ¿Es María o Agustín?, es lo mismo que hace que la vida en las minas jiennenses regresara a ella ya los olivares. “¿Pero qué es La Reverte, a ver? ¿Hombre o mujer?”, dijo ABC el 15 de octubre de 1911. Un misterio de cómo se viste aún…