Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar tu experiencia, así como para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros, como Google Adsense, Google Analytics y Youtube. Al utilizar el sitio web, aceptas el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de privacidad. Haz clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Israel hizo un breve ingreso de sus tanques a Gaza con EE.UU. frenando la invasión mientras negocia por los rehenes

No se trató de la invasión terrestre que sobrevuela el escenario bélico en la región, pero abrió expectativas sobre la inminencia de esa operacion, de suceder posiblemente la más grave en la guerra actual. El Ejército de Israel realizó una incursión con tanques en el norte de la Franja de Gaza durante la noche, un ejercicio breve del próximo capítulo en el conflicto, según un vocero del ejército.

Esto sucedió un día después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reafirmara que sus tropas están listas para invadir el territorio que controla la banda terrorista Hamas. Pero por el momento la incursión de anoche se limita a un potente gesto en coordinación con ese discurso.

Vinculado con esa operación, trascendió que el gobierno de Estados Unidos encabeza directamente las negociaciones con Qatar para la liberación de parte de los rehenes en manos de Hamas, según señalaron fuentes políticas a este enviado. Es debido a eso que se ha coordinado con el gobierno israelí que por el momento mantenga en suspenso la eventual operación terrestre sobre Gaza y que continúe con los ataques de artillería y aéreos.

En principio se busca de ese modo facilitar las conversaciones que incluirían la devolución de medio centenar o poco más de los rehenes en manos del grupo terrorista, un paso que aliviaría la crisis general donde hay muchos actores regionales buscando instrumentarla para sus intereses.

«Durante la noche las Fuerzas de Defensa de Israel llevaron a cabo una incursión selectiva utilizando tanques en el norte de la Franja de Gaza, como parte de los preparativos para las próximas etapas del combate», indicó el portavoz militar. En la operación, «los soldados localizaron y atacaron a numerosos terroristas, infraestructura terrorista y puestos de lanzamiento de misiles antitanque», explicó. Las fuerzas abandonaron la zona al finalizar la actividad, subrayó.

El movimiento sirvió para no dejar en el aire el discurso de Netanyahu que opera bajo múltiples presiones internas para tomar la Franja de parte de sus aliados de derecha y de algunos jefes militares. Incluso hay minorías de su gabinete que alientan la posibilidad de una colonización como la que se ha extendido en los territorios ocupados palestinos de Cisjordania.

Soldados israelís montan en tanques junto a la frontera con Gaza EFE

«No voy a dar detalles sobre cuándo, cómo y cuánto, ni tampoco voy a especificar las diversas consideraciones que estamos tomando en cuenta, muchas de las cuales no son conocidas por la población de Israel, lo que es positivo, porque queremos proteger las vidas de nuestros soldados», indicó Netanyahu en su discurso que daba por descartado que se avanzaría con la infantería en Gaza.

El presidente Joe Biden, quien ha mantenido numerosas conversaciones con el mandatario israelí, planteó públicamente en las últimas horas que, en cualquier caso, el conflicto debe dar paso al impulso de la solución de dos Estados con una participación relevante de la Autoridad Palestina.

“No hay vuelta atrás. Cuando esta crisis termine, tiene que haber una visión de lo que viene después. En nuestra opinión, tiene que ser una solución de dos Estados», sostuvo. Al mismo tiempo condenó los ataques contra palestinos por parte de colonos israelíes en Cisjordania, y dijo que “deben detenerse y detenerse ahora” para evitar un incendio adicional en la región.

Han muerto ya un centenar de palestinos civiles a manos de la furia de colonos ultraortodoxos que han recibido un importante alijo de armas enviado por los funcionarios de ultraderecha nacionalista que conforman el gobierno actual de Israel, entre ellos el polémico titular de seguridad interior, Itamar Ben-Gvir, un dirigente de ideas fanáticas y xenófobas.

El parte militar añadió que la fuerza aérea atacó más de 250 objetivos de Hamas, centros de comando y lanzaderas de proyectiles. No es la primera vez que entran tanques en Gaza. En una experiencia anterior uno de los blindados fue destruido y murió un soldado israelí. Después de más de dos semanas de guerra lanzada tras el brutal asalto terrorista al sur del país que mató a más de 1.400 civiles israelíes, suman ya 6500 los muertos en el enclave por los bombardeos, de acuerdo a datos que proporcionan los sistemas médicos que están bajo control del grupo Hamas.

De su lado, las milicias palestinas de Gaza continuaron lanzando cohetes hacia distintos puntos de territorio israelí hasta la noche del miércoles, y por primera vez desde el comienzo de la contienda, en dirección a la ciudad de Eilat, en el extremo sur de Israel.

Una columna de humo surge desde uno de los blancos atacados por Israel en la Franja de Gaza REUTERS Una columna de humo surge desde uno de los blancos atacados por Israel en la Franja de Gaza REUTERS

El vice jefe de Hamas, Saleh al-Arourise se reunió este miércoles con el líder del grupo libanés Hezbollah, Hassan Nasrallah, y el jefe de la Jihad Islámica Palestina, Ziad al-Nakhleh. Sin dar precisiones y con cierta ambigüedad dijeronen una nota que acordaron los próximos pasos «en la actual situación sensible». Algo que no sabemos y complejo sucede en esa dirigencia a partir de las consecuencias posiblemente no previstas del asalto terrorista en Israel.

Más de un millón de palestinos, la mitad de la población de la Franja de Gaza, han sido desplazados hacia el sur, donde también se llevan a cabo constantes bombardeos incluso en regiones anunciadas como de condición segura por las fuerzas israelíes. Pero hay muchos habitantes que decidieron quedarse para cuidar a sus familiares enfermos o heridos.

Un amplio puñado de hospitales en el norte siguen funcionando porque es imposible trasladar a los pacientes, entre ellos muchos niños. El territorio sufre una crisis humanitaria de niveles abismales sin suficiente alimentos, agua, medicinas y combustible pese al ingreso de a cuotas de camiones con ayuda que cruzan el paso de Rafah desde Egipto. Cifras estimadas señalan que habría cerca de 20 mil personas heridas, muchas de ellas en grave estado.

Los médicos atienden sin elementos, no hay anestesia para las cirugías, tampoco luz para iluminar los quirófanos. Uno de esos bombardeos mato a la esposa y los hijos del jefe de la oficina de la cadena árabe Al Jazeera en la franja, el periodista Wael Dahdouh. Un video de la cadena muestra al veterano hombre de prensa, con su chaleco con el cartel Press llorando abrazado al cuerpo de su hijos en el suelo de un hospital.

By Noel Gómez

You May Also Like