lunes, junio 24

cierran la entrada a Derna para buscar a más de 10 mil desaparecidos y aparecen cuerpos en playas a 100 km de distancia

Las autoridades libias impidieron el viernes la entrada de civiles a la ciudad oriental de Derna, devastada por las inundaciones, para que los rescatistas puedan buscan entre el lodo y los escombros de los edificios a las 10.100 personas que siguen desaparecidas luego de que la cifra oficial de víctimas aumentó a 11.300.

El desastre se desató el fin de semana cuando un ciclón impactó en la costa libia, rompiendo dos represas.

Todavía hay cientos de cadáveres bajo edificios derrumbados en Derna. Otros fueron arrastrados al mar y aparecieron en playas hasta a unos 100 km de distancia, y las autoridades sanitarias libias están monitoreando el riesgo de enfermedades. Temen que el agua se contamine.

Pero «la creencia de que los cadáveres provocarán epidemias no está respaldada por pruebas«, aclara Pierre Guyomarch, jefe de la unidad forense de la Cruz Roja.

v1.7 0421

Daños por las inundaciones en Derna, Libia

Un torrente de barro anegó una parte de la ciudad, arrasando infraestructuras y edificios a su paso.

Tocá para explorar los datos



Fuente: AFP PHOTO – PLANET LABS PBC – GOOGLE
Infografía: Clarín

El desastre provocado por el colapso de dos represas durante una potente tormenta, que causaron una enorme inundación en la ciudad mediterránea a primera hora del lunes, puso de manifiesto la intensidad del meteoro, pero también la vulnerabilidad del país rico en petróleo.

Desde 2014, Libia está dividida en gobiernos rivales asentados en el este y el oeste, que están respaldados por diversas milicias y patrocinadores internacionales.

Derna estaba siendo evacuada y solo se permitía el acceso de los equipos de búsqueda y rescate, anunció el jueves en la noche Salam al-Fergany, director general del Servicio de Ambulancias y Emergencias en el este de Libia.

Unidad en un país partido

El desastre ha generado una inusual unidad con las agencias gubernamentales del dividido país apresurándose para ayudar a las zonas afectadas. Los primeros convoyes con ayuda llegaron a Derna el martes en la noche. El operativo se han ralentizado por la destrucción de varios puentes que conectan con la ciudad.

La Media Luna Roja libia dijo que, hasta el jueves, en Derna se habían registrado 11.300 fallecidos y 10.100 desaparecidos. La tormenta mediterránea Daniel se cobró también la vida de unas 170 personas en otras partes del país.

El ministro de Salud del este, Othman Abduljaleel, indicó que por el momento los entierros se están llevando a cabo en fosas comunes a la afueras de Derna y en ciudades y localidades próximas.

Abduljaleel señaló que los equipos de rescate estaban revisando los edificios en ruinas del centro de la ciudad y que había buceadores peinando la costa.

Poco después de que el meteoro azotase la ciudad el domingo por la noche, los residentes dijeron que escucharon potentes explosiones por el derrumbe de las represas en las afueras. La crecida desbordó el Wadi Derna, que atraviesa la ciudad, tirando edificios y arrastrando a la gente al mar.

Lori Hieber Girardet, directora del departamento de información de riesgos de la Oficina de Reducción del Riesgo de Desastres de Naciones Unidas, dijo a The Associated Press el jueves que tras años de caos y conflicto, las “instituciones gubernamentales no están funcionando como deberían».

Como resultado, dijo, “la atención que debería haberse prestado a la gestión de desastres, a la gestión del riesgo de desastres no es la adecuada”.

La ciudad de Derna está gobernada por el ejecutivo del este del país, respaldado por el poderoso comandante militar Khalifa Hiftar.

Con información de Associated Press