Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar tu experiencia, así como para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros, como Google Adsense, Google Analytics y Youtube. Al utilizar el sitio web, aceptas el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de privacidad. Haz clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

casi 200 millones de personas en riesgo

Casi 200 millones de personas en Estados Unidos, el equivalente al 60% de su población, están bajo avisos o alertas por calor o inundaciones a medida que se extienden las altas temperaturas y se esperan fuertes tormentas en nuevas zonas, en una ola de calor sin precedentes en gran parte del hemisferio norte.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que una “peligrosa” ola de calor comenzó a azotar el noreste y el Atlántico medio el jueves y continuará hasta el fin de semana.

Es posible que haya fuertes tormentas e inundaciones repentinas en algunas zonas del noreste y el sur, en Nueva Inglaterra y en el sur de Florida. Mientras, las temperaturas récord seguirán abrasando el suroeste y la región del centro-norte del país.

El calor peligroso «envolvió» gran parte de la mitad oriental de los Estados Unidos a medida que las temperaturas extremas se extendieron desde el Medio Oeste hasta el Noreste y el Atlántico Medio, donde algunos residentes verán en los próximos días sus temperaturas más altas del año, según el Servicio Meteorológico Nacional.

“Está (afectando) a todas las grandes ciudades», indicó Bob Oravec, meteorólogo jefe del Centro de Predicción Meteorológica del Servicio Meteorológico Nacional. “Por eso la población (afectada) es tanta”.

La predicción de que el calor extremo continuará se produce un día después de que la Organización Meteorológica Mundial y el Servicio de Cambio Climático Copernicus, de la Unión Europea, declararon julio de 2023 como el mes más caluroso desde que se tienen registros.


Un grupo de chicos se refresca en una fuente en Los Angeles, California. Foto: AP

El jueves, el calor y la humedad en principales ciudades de la Costa Este, incluyendo Washington, D.C., Filadelfia o la Ciudad de Nueva York, crearon una sensación térmica real que superó los 37,8 grados Celsius.

Los meteorólogos esperaban que el viernes se registraran varios récords más con temperaturas que estarían entre 5,5 y 8 grados por encima de la media.

En Nueva Inglaterra, las comunidades se preparan para lo que Oravec calificó de “doble amenaza»: calor extremo e inundaciones repentinas.

“Podría hacer mucho calor durante buena parte del día y que luego haya una potente tormenta que deje fuertes aguaceros e inundaciones», explicó.

En el suroeste y en el sur de las Grandes Llanuras continuarán experimentando un calor récord, un escenario que se repite desde hace semanas. Un meteorólogo de Nuevo México indicó que el largo periodo de temperaturas que superan los 37,8 grados no tenía precedentes.

En Nueva York, la ola de calor elevó el mercurio a más de 40 grados, hasta el punto en que el alcalde Eric Adams ordenó la apertura de unos 500 patios de comidas en toda la ciudad y extendió el horario de apertura de las piscinas públicas.

«Se espera un calor extremo en Nueva York», dijo el concejal de gestión de emergencias, Zach Iscol. «Es imperativo que los neoyorquinos se den cuenta de los peligros potenciales asociados con el calor y la humedad».

Botellas de agua mineral en el depósito de un supermercado en Nueva York, este viernes. Foto: AFP
Botellas de agua mineral en el depósito de un supermercado en Nueva York, este viernes. Foto: AFP

Alrededor del 25% de las personas de bajos ingresos en barrios desfavorecidos no tienen acceso a aire acondicionado, según funcionarios de la ciudad.

Mientras Nueva York está hirviendo, otros estados, incluidos Florida, Massachusetts, Vermont y Minnesota, corren el riesgo de sufrir inundaciones debido a tormentas severas.

En el sur de Florida en particular, es probable que un aguacero tropical cause grandes daños. Sin embargo, los meteorólogos esperan que las temperaturas vuelvan a subir para el fin de semana

Emergencia energética

Debido al calor extremo, dos de las mayores redes eléctricas del país están bajo tensión, lo que podría afectar a la capacidad de los estadounidenses para refrescarse.

La mayor red eléctrica estadounidense, PJM Interconnection, declaró una emergencia energética de nivel uno para su red de 13 estados el miércoles, lo que supone que está preocupada por su capacidad para suministrar electricidad suficiente.

Pero no es la única en esta situación. Midcontinent Independent System Operator, que da servicio principalmente a estado del centro-norte y al norte de las Grandes Llanuras, emitió una alerta similar el jueves.

Fuente: The Associated Press

CB

Mirá también

By Noel Gómez

You May Also Like