lunes, febrero 26

ahora exige lealtad a los paramilitares del grupo Wagner

El presidente de Rusia lanzó el pedido tras la sospechosa muerte de Yevgueni Prigozhin. Especulaciones y dudas.

El presidente de Rusia Vladimir Putin, decretó este viernes que los comandos paramilitares, claramente en especial los miembros del polémico Grupo Wagner, juren lealtad al Estado y a la bandera rusa.

Los incluyó en una orden más amplia que cubre con esa disposición a todas las formaciones militares, también a las milicias voluntarias.

La medida fue calificada por lo menos como sugestiva y en absoluto una mera formalidad, según diferentes analistas. Se produce dos días después de la sospechosa caída este miércoles del avión que transportaba al jefe de los Wagner, Yevgeny Prigozhin, junto a otros comandantes de esa organización, en un hecho que exhibe características típicas de un atentado.

El gesto del decreto alcanza importancia adicional debido a que la jura al Estado, en las actuales circunstancias, y dada la organización vertical que ha construido Putin para su régimen, implica una jura de lealtad personal al propio presidente.

Se especula, en caso de que efectivamente la muerte de Prigozhin haya sido una ejecución ordenada por el Kremlin, que en ese caso pudo tratarse de una sanción por el motín que el líder paramilitar protagonizó en junio pasado.

La cadena británica BBC citó este viernes a especialistas en Rusia que consideraban que Prigozhin era desde entonces “un muerto caminante” solo aguardando su final.



Agentes rusos inspeccionan parte del avión en el que viajaban los miembros del grupo Wagner, que cayó el miércoles en la localidad de Kuzhenkino, en Rusia. Foto: AP

¿Advertencia?

Pero también sobrevuela la noción de que el golpe sería una advertencia para frenar otras conspiraciones en marcha. Prigozhin había venido reclutando a oficiales de alto y medio rango para su fuerza y también contaba con cierto respaldo del poder económico ruso lo que podría encuadrarse en una planificación para avanzar definitivamente sobre el Kremlin.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ahora reclama lealtad a los paramilitares. Foto: REUTERS


El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ahora reclama lealtad a los paramilitares. Foto: REUTERS

El Grupo Wagner se negó en su momento a subordinarse al Ministerio de Defensa de Rusia, lo que detonó en parte el conflicto que desembocó en la fallida rebelión armada protagonizada por los mercenarios hace dos meses que exigieron la remoción del jefe del Estado Mayor de las FF.AA. y de los jerarcas del ministerio de Defensa.

El juramento de lealtad buscaría incrementar las garantías y el blindaje contra cualquier futura rebelión en momentos que hay una controversia creciente en Rusia, visible incluso en la televisión entre los propios partidarios del régimen, a raíz del estancamiento de la guerra en Ucrania y los costos internos que el extenso conflicto causa a la economía de la Federación.

“Una guerra inútil” la calificó Prigozhin durante el motín.

El decreto de Putin implicaría además la disolución de los grupos paramilitares que se convertirían en comandos formales del ejército regular.

De ese modo se restablecería el orden en las fuerzas armadas y se silenciaría a los ultra nacionalistas que en los últimos meses han venido cuestionando el poder del Kremlin.

Fuente: agencias y redacción Clarín

Mirá también